Sitos web bonitos que no venden.

Errores que matan ventas en tu sitio web

He tratado a lo largo de algunos años con prospectos que afirman tener el sitio web de sus sueños y mas bonito que su competencia. Uno de ellos fue una institución educativa privada que tenia un diseño bonito. Pero sin ser funcional. Sin la velocidad que pide Google. Un sitio muy pesado y lo peor: no sabía la estadística de las personas que lo visitaban.

¿Bonito o funcional?

Lo ideal es que tenga algo de los dos. Qué prefieres ¿Un sitio web bonito o un sitio web que no sea tan atractivo pero que te reporte un ingreso considerable de ventas al mes?

Esto es lo mínimo que deberías tener en tu sitio web:

  • Diseño ligero y rápido.
  • Redacción que haga al lector leer sin sentir que esta leyendo.
  • Tener palabras clave (SEO).
  • Que el usuario/ visitante diga ¿Dónde compro esto?
  • Que sea bonito. (la imagen atrae, el texto convence).

Cuando encuentras una web agradable la guardas para ver qué más tendrá próximamente para ti. Cuando encuentras un sitio web tan bonito que te haga decir ¡Wow! que impresionante sitio es muy bueno.

Sin embargo si solo te hace decir eso y al final de cuentas no compraste en un sitio web es a lo que me refiero.

A continuación te pongo un ejemplo de una web de un consultorio dental que dice de manera rápida lo que ofrece. Y explica lo que es cada cosa en cierto modo -y principalmente- dirigido al prospecto.

Tu sitio web debe de decir lo que haces, vendes u ofreces o mencionar los beneficios que conseguirán usando tu producto o servicio.

En comparación con otros sitios web que explican sus servicios para parecer profesionales y tratando de impresionar a su competencia.

Pero se olvidan que, quien busca el servicio es una persona que necesita sacarse o repararse una muela, un diente (urgente), porque ya no aguanta el dolor. O desea hacerse un blanqueamiento dental, ponerse brackets, y aumentar su auto estima, etc.

De modo que el prospecto, el paciente sienta -con emociones o temores- lo que sucede si se queda chimuela y que arreglar su dentadura le dará autoestima.

Imagina que este sitio tuviera texto tipo: Los mejores dentistas de la ciudad. Tenemos el mejor consultorio con la mas alta tecnología para satisfacer las exigencias de nuestros pacientes más exigentes.

Las personas, los visitantes de cada web a veces visitan hasta 3 veces el mismo sitio y lo compara con otros antes de tomar la decisión de compra. Y es algo normal. Yo lo hago algunas veces antes de tomar una decisión de compra que implica miles de pesos. Mejor dicho, casi siempre.

Tips a considerar

  • Redacción limpia y fluida
  • Ser cecano.
  • Evita texto ególatra.
  • Evitar vender agresivamente.

Me refiero a que la mayoría de sitios web hablan de sí mismos. Presumen ser lo mejores en le ramo y «con la más alta calidad». Presumen características y una sarta de cosas más. Porque sienten que su sitio web es bonito.

O al menos así se la vendió su diseñador web. Un sitio web bonito, pero que no vende.

Sin embargo. Hasta en la vida diaria. Cuando te encuentras con alguien -en la fila del banco, en el colegio, en cualquier lugar- que es simpático/a y que habla lo mismo que tu, que conoce lo mismo que tu y que al parecer tienen los mismo gustos y problemas ¿qué haces?

Te pones a platicar, compartes modo de pensar y hasta pones atención de lo que te dice porque es muy probable que te sirva lo que tiene que decir.

Así es un sitio web con redacción profesional persuasiva (copy). Te habla de lo mismo que tu sientes y experimentas.

Un sitio web bonito es como un tipo alto, fornido, musculoso, bien vestido, atractivo. O lo mismo pero en mujer.

Pero que solo te habla de él o ella. Y de lo que hace. De lo que gana y de lo que vende sin siquiera escucharte. O lo peor en algunos casos, como dijeron algunas compañeras de la universidad con un galán que se toparon en un reunión:

-Ay, esta bien guapo, pero esta bien menso.

o algo así: -Está guapísima, pero tiene la cabeza hueca.

Ve este video, es de Sal de Uvas Picot, fíjate en el personaje del chico que quiere impresionar. Es un claro ejemplo de cómo una persona que solo habla de si mismo es insoportable. Y que al final del día te cae mal.

Nota: este video no es de mi propiedad, ni tengo los derechos. Se muestra solo como fines educativos/analogía.

Ahora piensa en los cientos de sitios web que te dicen de forma repetitiva:

  • Tenemos los mejores productos…
  • Nuestros proyectos los hacemos enfocándonos en nuestros clientes…
  • Contamos con servicio de primer nivel.
  • Diseñamos y desarrollamos los mejores sitios…
  • Brindamos capacitación con nuestro personal perfectamente calificado… -…como el departamento en Nueva York de chavo del video-.

Toda esta redacción va enfocada en hablar de sí mismos. Nosotros, tenemos, hacemos, creamos, damos…

Es redacción ególatra. Redacción «sofisticada» desde el punto de vista del diseñador web, no de redactor, diseñador web, que se imagina que así suena más inteligente.

A costa de hacer sentir al usuario como un idiota o ignorante.

Aquí te pongo un ejemplo de una web que tiene oportunidad de mejorar.

¿Puedes resumir que dice?

Y que tal si enfocas la redacción hacia el cliente y su necesidades.

El cliente te compra por algunas razones principales: Ganar dinero. Ahorrar dinero. Evitar el esfuerzo. Conseguir comodidad. Ganar popularidad.

Acá otra redacción también enfocada a necesidades. Ahora hablándole de usted y con un sentido de cercanía.

Por eso siempre es importante contar con un sitio web que este redactado de forma correcta. Y no, No me refiero a que esté redactado sin faltas de ortografía.

Puede estar redactado sin faltas de ortografía y aburrir como si se estuviera leyendo un ensayo científico.

Es redactar de tal forma que el lector siga la lectura para que al final llegue a la llamada a la acción (Call To Action -CTA-) y sienta dentro de sí, que será inteligente de su parte comprarle a ese sitio que tiene mucho en común con él. Y que los beneficios que obtendrá serán mejores que otro proveedor.

O qué simplemente, ahí tiene lo que necesita para suplir su miedo o temor. Y que este sitio web realmente si entiende lo que él necesita y cómo se siente.

Así que si estás pensando en contratar un sitio web o mejorar el que ya tienes, ten en cuenta esto.

Que diga y muestre al principio lo que vendes o cómo se beneficia el cliente con tu producto o servicio.

Evita hablar de ti todo el tiempo y de forma ególatra repetitivamente.

Que tu web le diga al usuario lo que tiene que hacer.

Los buenos sitios -los que venden- te hablan de beneficios y después de las características.

Por ejemplo: ¿Qué te mueve más?

Este auto tiene 250 caballos de potencia, turbo. Piloto automático, escape deportivo, con una velocidad máxima de 280 km/h, un torque de 475 libras pie, tecnología MDS, EDTA, Alternador con 220amp, BAS, ESP, TCS, TPM,

A escuchar esto.

Este modelo es de los pocos que llegaron al país.
Actualmente hay lista de espera.
Suena impresionante, pero se escucha como un Lamborghini o un Aston Martin. El espacio interior es realmente bueno. Y siempre que llega una persona que maneja este auto, atrae las miradas.
Tiene asistencias de cambio de carril, frenado de emergencia y anti-colisión: delantero, lateral y en reversa.
X bolsas de aire.


Es muy confortable por el sistema de suspensión por lo que en caminos empedrados o con baches no sentirás tan directo y cansado el piso.

Será muy probable que a donde llegues todos te volteen a ver. Y en cuestión de seguridad, por su potencia, podrás escapar rápido de laguna situación de riesgo dejando atrás a otros vehículos.

O con este vestido -que puedes lucir en cualquier ocasión te aseguro que todo el mundo te volteará a ver, ten la seguridad que tus amigas o las invitada a cualquier fiesta tendrán envidia del magnifico vestido, y cualquier hombre no podrá evitar mirarte.

A decirte: este vestido esta hecho con seda y rayón. Resistente y suave. Es de diseño. Hay en todas las tallas.

Además es primordial que contenga un hilo lógico y que lleve una transición apenas perceptible o no a la venta del producto.

Vamos. Es como una primera cita. ¿Pides tener sexo a los primero segundos de reunirte en tu primera cita con una persona que apenas conoces?

Entonces ¿por qué le dices cómprame esto y aquello al cliente sin siquiera conocerlo? O le pides que te deje su correo.

Es como ir por la calle y que un desconocido te pida tu número de celular.

Ya casi para terminar. Evita este error: Pide que te instalen códigos de analítica de google para que puedas saber quién entra tu web. Así puedes medir rango de edad, sexo, tipo de dispositivo (Pc, tableta o celular) Modelo de celular.

Imagina que te das cuenta que 89 de cada 100 personas que entran en tu web te visitan desde su iPhone. Y tomas decisiones basado en esto. Pero resulta que nunca viste que estas visitas -con iPhone-, de esas 89 solo 3 fueron con iPhone 13 y todas las demás fueron hechas con iPhone 5 , 6.

Esto te da una idea de el poder adquisitivo de tu prospecto.

Por esto es importante tener un sitio funcional -más que bonito- y funcione enfocado hacia tu prospecto, no a ti -tu no eres tu cliente-. Evitar hablar tipo taco de lengua ególatra y medir tus visitas.

Si quieres ver cómo mejorar la forma de conectar con las personas y generar más prospectos -ya sea nuevo sitio web o actualizar- ve cómo obtener esta ventaja egoísta que tendrás sobre tus competidores.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.